Atlesëse

Julio GONZÁLEZ-. "Femme au miroir" ("Mujer ante el espejo"). 1936-1937, hierro fundido.
Julio GONZÁLEZ-. "Femme au miroir" ("Mujer ante el espejo"). 1936-1937, hierro fundido.

Premier Studio, Tarragona, 21 de febrero de 2012

 

El pasado fin de semana hice una pequeña escapada a la Castelló a ver a Alexa, creadora de mi rimbombante pseudónimo y musa inspiradora. Durante la tarde del sábado pudimos visitar el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) en Valencia, que alberga el Centre Julio González, con la mayor colección de obras de este maravilloso escultor barcelonense y que tenía muchas ganas de ver.

 

La obra escultórica de Julio González es simplemente impresionante y evocadora. En ella, el hierro se funde en formas sugerentes y surrealistas, que permiten al cerebro y a la vista jugar mientras se observa. Siendo que el día anterior escribí por fin mi reflexión sobre Atlesëse, un nuevo concepto filosófico y artístico y en que se nombraba a Ianua, cuya idea está bastante influenciada por la simplificación de las formas de la escultura moderna, en esta entrada de blog os propongo el disfrute de Femme au miroir (Mujer ante el espejo) de Julio González y mi escrito, muy importante para mí y que es el avance de un breve estudio al respecto que será publicado en Pseudés Ónoma o la extraña voluntad de ser artista.

 

Monsieur Crapaud d'Australie

 

 

 

ATLESËSE [REAL E IDEAL]

«Cuando leí Introducción sinfónica de Gustavo Adolfo Bécquer aprendí inmediatamente que era necesario que viviese por y para mis ideas, que como diría más tarde una gran artista de nuestro tiempo no exenta de polémica, debía "honrar mi vómito". Comprendí que era posible que mi creatividad no fuese el manantial del que manara el agua más rica, pero que por el mero hecho de brotar de mí mismo la debía embotellar y presentar al mundo. Honrar mi visión del mundo. Ser artista.

 

El concepto que esconde esta palabra asusta a muchos creadores porque, según entiendo, durante los últimos años se ha desvirtuado y ha venido siendo sinónimo de decadencia y futilidad de la cultura, haciéndose creer al público que quien no lo mencionaba o lo era más que los demás o bien no pertenecía a ese falso retrato. Discrepo. Por mi parte, comprender que soy artista significa entender que todos lo somos y que lo único que yo hago es honrar a mi mente y los hijos de mi fantasía.

 

Llegado a un punto de mi breve carrera creativa -temprano- sentí que no era suficiente para mí ese acto de respeto. Necesitaba vestir a todos mis diseños y creaciones más allá del papel; necesitaba poder proporcionarles una existencia infinita y permanente.

 

Posibilitar la existencia real de algunos de mis hijos de la fantasía supone diferenciar aquellos que tienen un carácter meramente ideal de los que, efectivamente, a todos los efectos, pueden ser reales.  La solución con la que he dado es Atlesëse, un concepto artístico de manufactura propia que engloba todo mi microcosmos creativo y gracias al que yo puedo liberar a la realidad algunas creaciones. 

 

Atlesëse está conformado por dos planos, el real y el ideal. En el plano real las leyes del universo no entran en conflicto con las vidas, por ejemplo, de Buuby Lightoore, Pierre Delhaye o Zap: pueden existir en el mismo tiempo y espacio que tú. Es imposible determinar si tales existencias son ficticias o reales, como se pretende en esta ficción artística. Es más, tampoco se puede determinar si su existencia es anterior, lo cual les otorga ese poso de realidad. 

 

Por otro lado, otras creaciones, como Ianua, Porticus de Imago o las bocinas de Indignados, está claro que no pueden existir en el mismo plano que el nuestro, pues carecen de materialidad fuera del papel, con sólo ideas extraídas de nuestro mundo que representan sensaciones, emociones, momentos, conceptos... 

 

Estos peculiares hijos de mi fantasía existen en un plano necesariamente ideal pero son portadores de una carga sensorial tal, proviniente de toda la historia del mundo, que perduraran siempre con un sustrato definitivamente anterior a nuestra existencia. La indignación, el amor, la libertad... son conceptos que se mantienen en una línea temporal infinita y por tanto esas creaciones también gozan de ese privilegio.

 

Soy feliz de haber dado con Atlesëse y haber encontrado por fin una vía filosofica y artística que nutre de vida a los hijos de mi fantasía y que me permite estar en paz conmigo mismo. Esto es tanto como abrazar a  mis pequeños

 

Tren con destino Castelló de la Plana, 17 de febrero de 2012

Monsieur Crapaud d'Australie

 

 


 

[EL TEXTO DE ESTE ARTÍCULO DE BLOG ESTÁ BAJO LICENCIA CREATIVE COMMONS (CC) 2012 MONSIEUR CRAPAUD D'AUSTRALIE. ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS.]

 

[LAS IMÁGENES INCLUIDAS PERTENECEN A SUS RESPECTIVOS AUTORES Y ES MOSTRADA EN VIRTUD DEL DERECHO DE CITA DE LOS ARTS. 32 LPI Y 10 DEL CONVENIO DE BERNA.]


SI TE HA GUSTADO LA ENTRADA, ¡COMENTA!

¡Seguro que tienes algo que decir! ¿Te ha gustado? ¿Quieres matizar, criticar o proponer? ¡Hazlo! ¡Es todo un honor tenerte por aquí! ¡Siéntete libre y sé parte de esta entrada de blog!

blog comments powered by Disqus